La obra

photo 2El legado artístico que dejó Caravaggio resultó ser tan rico como misterioso. A lo largo de la historia, sus obras han sido tan admiradas como sometidas a contínuas críticas tanto por su genialidad y extraordinaria ejecución, como por la habilidad innata que poseía para interpretar su propia realidad. Autor de numerosas pinturas que plasman situaciones divinas, muchos son los que afirman que usaba a personajes de la calle como modelos para reflejarlas. Aquí surge la primera gran duda acerca de lo que recogen sus obras: ¿realidad o simplemente devoción? Este margen de duda es el pretende trasladar Caravaggio, la pasión al escenario y al espectador, por consiguiente.

Bajo la dirección de Manfredi Gelmetti y la coreografía de la bailaora Carmen Camacho interpretación, música y danza se entrelazan para dar rienda a la emoción y sentir de un artista único que esconde mucha historia detrás de sí. No puede haber mejor mezcla para dar vida a uno de los mayores genios que dio el naturalismo: flamenco, interpretación, pasión, lujuria, dolor…sin lugar a dudas, estamos ante una propuesta artística diferente llevada a su máxima expresión.

Compartelo con tus contactos